Archive for ‘Historia’

27 marzo, 2011

La Bolivalogía (IX)

Víctor J. Rodríguez Calderón


Como investigador de la bolivalogía me encuentro situado en un momento histórico del fenómeno que estudio, lo que no significa que sea definitivo, pero si al contrario de otros investigadores que se han encargado de presentar a un Bolívar con otros lineamientos muy diferentes a los míos, en otras palabras, busco la invariabilidad dentro de la variabilidad social que es en realidad lo que me interesa para que Bolívar se pueda ver como fue, especialmente como científico revolucionario de este continente y no solo teórico, sino de acción.

22 marzo, 2011

La Bolivalogía (VIII)

Víctor J. Rodríguez Calderón


A través de los tiempos, la libertad, la justicia y la igualdad va tomando conciencia, nuestros aborígenes han dejado el camino, las lecciones de ese enorme problema que plantó el imperio con su conquista, ellos fueron el inicio a la extrapolación, hacia lo que fue visto como una naturalidad por ese mismo imperio que solo vino con la intención de explotar, robar, saquear, pillar y esclavizar, para ellos a quienes encontraron en estas regiones, no existían y así continuaron, hasta que nuevamente las conciencias que amaban la libertad comenzaron a despertar en aquellos grupos sociales del momento colonial.

Etiquetas:
11 marzo, 2011

La Bolivalogía (VII)

Víctor J. Rodríguez Calderón


Así va apareciendo la alienación como sistema. Históricamente observamos ciertas reacciones que se levantan en busca de un nacionalismo de libertad económica solamente, las ideas dominantes del imperio están plenamente formadas en conciencia, se han materializado como un fenómeno social.

Etiquetas:
10 marzo, 2011

¡No se hace justicia al obrero!

Pino González

-¡No se hace justicia al Obrero!

-¡No se hace justicia al Obrero, no se tributa homenaje al Obrero, no se respeta al Obrero! Pasan ante Él y no le saludan; pasan ante Él, y ni siquiera le miran; pasan ante Él y ¡le injurian a la cara!

Etiquetas:
4 marzo, 2011

La Bolivalogía (VI)

victor1Víctor J. Rodríguez Calderón


El mundo colonial en derrumbe y el reino de la libertad en camino. Recorremos el camino inicial del colonialismo con todo su peso dependiente, esclavista, divisionista, ese al que hoy se suele llama “tercer mundo” o mejor tildado después de la segunda guerra mundial como “países en proceso de desarrollo” para no humillarnos y llamarnos: “QUEDADOS”, “IDIOTAS”.

Etiquetas:
24 febrero, 2011

La Bolivalogía (V)

victor1COLABORACIÓN


Víctor J. Rodríguez Calderón

La llamada filosofía “materialista-dialéctica”, en realidad en este trabajo nos sirve muy poco. Aquí como “sistema” filosófico no funciona. En cambio, si funciona como punto de vista para comprender el desarrollo histórico de la sociedad humana de aquel tiempo. Recuerden que no estoy escribiendo un manual, si fuese así, me contentaría con esto.

Etiquetas:
23 febrero, 2011

Causa 33/1936

Pino González

Cómo comenzar a escribir sin emocionarme, sin que mis lágrimas borren mi visión. En estos días he leído la causa 33/1936, donde se les condena a pena de muerte a cinco hombres por defender sus ideas políticas y por defender la libertad. Entre esos cincos hombres se encuentra mi abuelo: Francisco González Santana.

Etiquetas:
20 febrero, 2011

Mea culpa tardío de los Guardias Rojos

Liang Ruoqiao


En el verano de 1966 China se vio estremecida por el movimiento de los Guardias Rojos, agrupación surgida al calor de las exhortaciones del presidente Mao Zedong a extirpar cualquier asomo de contrarrevolución. Desde entonces, y por varios de los años que duró la Revolución Cultural (1966-76), estos individuos llevaron la voz cantante en el acontecer socio-político chino, imponiendo a menudo métodos extremos. Hoy, algunos de sus sobrevivientes cargan con remordimientos por los abusos cometidos entonces. Esta es una crónica somera de lo que ocurrió y de las culpas que sus perpetradores materiales tratan de expurgar, en muchos casos sin éxito.


Etiquetas:
13 febrero, 2011

La Bolivalogía (IV)

victor1COLABORACIÓN


Víctor J. Rodríguez Calderón

Nuestros aborígenes son pie y base para la bolivalogía en ellos encontramos las lecciones mas claras y precisas para una emancipación, en ellos están las lecciones, lo básico y fundamental del verdadero revolucionario, como es su espíritu de rebeldía. La tierra amada se defiende del invasor luchando hasta morir.

Etiquetas:
8 febrero, 2011

La Bolivalogía (III)

victor1COLABORACIÓN


Víctor J. Rodríguez Calderón

Estamos examinando el colonialismo inherente a Venezuela como nación, esto nos permite observar dentro la bolivalogía el inicio del carácter económico, social y político, la idea central es ver como entra el capitalismo salvaje, como se modifica la vida de nuestros aborígenes y como se exterminan para apoderarse de sus tierras, de sus riquezas y de su trabajo.
Etiquetas:
21 enero, 2011

¡El Dr. Chil, un canario generoso!

DESDE ESTA ORILLA DEL GUINIGUADA


Félix Martín Arencibia

Era una tarde invernal vestida de azul que destilaba algo de nostalgia y una pizca de ensoñación. Doramas Martín dirige sus pasos por las añejas calles del barrio de Vegueta. Llega a una casa antigua con una fachada de perenne piedra. Es el templo donde habita el recuerdo vivo de nuestros antepasados, los primeros canarios. Se trata como es lógico del Museo Canario. Entra con el máximo respeto, como lo hace al menos una vez cada año. Al acceder a su interior le viene a su mente la imagen de ese gran estudioso y amante de lo nuestro que fue el Dr. Gregorio Chil y Naranjo.
Etiquetas:
13 diciembre, 2010

Angostura, una lección socialista

victor1COLABORACIÓN


Víctor J. Rodríguez Calderón

Bolívar expresa una posición muy bien definida que refleja los más variados aspectos en las concepciones políticas y en las realidades del momento que él representaba, es un hombre sin lugar a dudas de una conciencia estrictamente democrática, muy a pesar de que la situación de ese tiempo que se vive, lo ha encaminado obligatoriamente a llevar otras circunstancias y otras posiciones donde la lucha liberadora tenía que ser rescatada para que la indolencia se disipara. La justicia social, como erradicación de la miseria del hombre.
Etiquetas:
28 octubre, 2010

Luisa Cáceres de Arismendi, paladín de la libertad

victor1COLABORACIÓN


Víctor J. Rodríguez Calderón

Doscientos años de la lucha por la liberación latinoamericana y del caribe y aun cuando más de una biografía intente reparar de alguna manera el olvido al que se condenó la participación de las mujeres en estas luchas históricas revolucionarias, pero lo cierto es que ellas estuvieron allí, no sólo como excepción, sino como motores de una línea de acción, incluso más radical que la de sus compañeros.

Dar la vida por la patria, es la hazaña mas grande, mas inmensa y humana que una mujer pueda sentir, llevar en su sangre, mantener en su corazón.

Los varones, por supuesto, fueron los abanderados indiscutibles de la gesta independentista para la historia. Las Hembras, en todo caso, participaban sin nombre propio, cosiendo banderas, bordando uniformes, de correos, o arrojando aceite caliente desde las azoteas cuando las tropas reales se abalanzaban contra la insurgencia criolla.

Sin embargo, aunque pocos lo han visto, por ese entonces, desde 1810 La Isla de Margarita se adhiere al gobierno central independentista. Es el bastión histórico que nos enseña que fue la última en caer y la primera en renacer de las cenizas. La capitulación del héroe Miranda la arroja de nueva al vasallaje colonial. Pascual Martínez, el gobernador español, la somete a todo género de ensañamientos.
Etiquetas:
24 septiembre, 2010

Polifacetismo bolivariano (y II)

victor1COLABORACIÓN


Víctor J. Rodríguez Calderón

Pero lo importante de la causa Bolivariana en este aspecto es la utilización de la tendencia concreta porque investiga la realidad en el sentido más amplio. La actitud de Bolívar ante aquella perversa proposición es crítica. En ningún momento acepta el oscurecimiento de la realidad. No se vende, no se entrega, no hace tratados de pacificación a menos que se reconozca la independencia y se le otorgue los derechos a nuestros pueblos como libres y soberanos y precisamente aquí encontramos el pragmatismo Bolivariano. Toma la realidad como racional porque es real. Su respuesta se dirige hacia los derechos trabajados y ganados baja la lucha, hacia las leyes y los mecanismos de la realidad. Toma las tendencias visibles, los procesos reales y basa en éstos su proyección. Bolívar está dentro y sabe lo que está haciendo.

El 26 de Noviembre de 1820 en solemne ceremonia Bolívar firma el Tratado de regularización de la guerra y lo hace en Trujillo donde siete años atrás había lanzado su famoso documento político de Guerra a Muerte.

Firmado el armisticio el conde de Cartagena, Morillo, continuaba creído de que aún podía darle un vuelco político favorable a España, y aferrado a ese sentimiento arrogante de superioridad, solicitó una entrevista a Bolívar, en la cual esperó obtener por la influencia de su persona, todo lo que no había podido lograr en los campos de batalla.
Etiquetas:
7 septiembre, 2010

Un general como muy pocos

Jerónimo Carrera
Presidente del Partido Comunista de Venezuela (PCV)


Empiezo por aclarar que no voy a referirme a uno de nuestros militares venezolanos, que han sido y son tantos, sino a uno de un país muy lejano pero muy querido por una mayoría de nosotros los venezolanos, como lo es en nuestros tiempos el Vietnam.

En efecto, desde allá mismo, me escribe un buen amigo venezolano para recordarme que acaba de cumplir cien años de edad uno de los militares más destacados, realmente más notables por sus méritos, y a escala mundial sin duda, de todo el último siglo, como lo es el vietnamita Vo Nguyen Giap. Conocido internacionalmente de modo más sencillo con el apelativo de General Giap.

Me sugiere ese compatriota que divulgue por este medio una simple anécdota que me oyó contar hace algún tiempo, de índole personal y referente a dicho General. Lo hago aquí ahora mismo y con mucho gusto, para todos los amables lectores.
Etiquetas:
31 agosto, 2010

El asesinato póstumo de los Estévanez

Francisco Javier González

Nicolás Estévanez había muerto en París un 21 de agosto de 1914 intentando, a pesar de sus 76 años, ayudar al ejército francés ante la invasión germana de la tierra de su exilio. Su hermano Patricio murió en su casa de Santa María de Gracia, con el almendro patrio cargado de su dulce fruto, también en agosto, pero de 1926. El más pequeño de los Estévanez, Diego, marino y poeta, murió en plena juventud en 1866, pero el alma de todos ellos quedó vagando en aquella casona de Gracia, llamada “la casa de Geneto” –todo el lugar de Gracia y Lomo Guirre estaba incluido en el barrio lagunero de Geneto- a la fresca sombra del almendro. Allí quedaba también el recuerdo vivo de los Meade, constructores de la casa en 1735. Desde sus hoy ruinosos balcones presenció la dama irlandesa Dª Isabel Meade de Murphy el ataque de la escuadra de Nelson a Santa Cruz y, temiendo posibles saqueos de los británicos, escondió sus joyas en un pozo al pie del almendro. Ligados a la casa quedan también los recuerdos románticos de Ricardo Murphy unidos a los de sus ocasionales moradores como Sabin Berthelot, Adolphe Coquet, Blasco Ibañez, o las correrías infantiles del que luego sería General Leopoldo O’Donell, las tertulias políticas y literarias con una ilustre nómina de nombres desde Viera y Clavijo a Teobaldo Power, pasando por Valentín Sanz, Alfonso Dugour, Elías y Antonio Zerolo, Tabares Bartlett, Rodríguez Moure, Fco. Mª Pinto, Agustín Guimerá, Ramón Gil Roldán y una larguísima lista de exiliados o desterrados españoles republicanos en lucha con el nepotismo y el despotismo monárquico hispano. Luego vino el pintor Francisco Borges Salas, yerno de Patricio Estévanez , a quien Eduardo Westherdal denominó como “un caso patológico de integridad” que, acosado y perseguido por Falange Española se exilia a Venezuela con sus cuadro, sus esculturas, sus grabados y su familia, no regresando hasta 1962, casi al tiempo que su escultura “La Fecundidad” era liberada de los sótanos municipales en que la había encerrado el fascismo pacato que dominaba el ayuntamiento santacrucero y llevada a la frescura del Parque García Sanabria para donde fue concebida.
Etiquetas:
31 agosto, 2010

Vietnam como lección

Jerónimo Carrera
Presidente del Partido Comunista de Venezuela (PCV)


En estos ya muy próximos días, el 2 de septiembre, estará el pueblo de Vietnam celebrando junto con sus numerosos amigos de todos los demás países en todo el mundo, los 65 años de haber proclamado su independencia nacional. Un hecho histórico, que en la mayoría de casos de otros países luce como algo natural hasta para sus propios pueblos, bien puede decirse que en este caso de Vietnam sí tiene y mantendrá siempre una significación mundial.

Esa proclamación de independencia de un pueblo de los que acá sólo conocíamos con la denominación de Indochina, como parte del extenso mundo colonial entonces bajo la dominación de Francia, pasó prácticamente desapercibida aquí y en otros países como el nuestro, del mundo neocolonial controlado por Estados Unidos y bautizado en forma despectiva como el traspatio yanqui.

Recuerdo bien, en lo personal, que estando yo en Francia para el año 1946, por primera vez pude leer en la prensa el nombre de Vietnam, y luego con mayor énfasis lo escuché en Praga, el siguiente año, durante el Primer Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.
Etiquetas:
30 agosto, 2010

Polifacetismo bolivariano (I)

victor1COLABORACIÓN


Víctor J. Rodríguez Calderón

La revolución libertaria latinoamericana tiene su nombre propio: Bolívar. El concepto Bolivariano tomado en su sentido mas riguroso ofrece en la obra de Bolívar una importante faceta metodológica. Bolívar no era un guerrero, un estadista, un legislador, un economista, un sociólogo, un filósofo, ni un literato, era todas las cosas al mismo tiempo. Eliminaba la división de clase de su propia esfera personal; fue un científico para la revolución. Pero ello no ocurrió así tan sólo por un afán ambicionista de aparecer como el erudito de todo; ello ocurrió así porque la idea principal de Bolívar, al analizar la sociedad latina humana, era la idea de totalidad. Explico, no hizo lo que hoy suelen hacer nuestros modernos sociólogos, examinar mediante encuestas algún aspecto parcial de la sociedad. Bolívar se dedicó a examinar todo cuanto le fue posible. El Bolivarianismo en sí encara la concepción metodológica de la totalidad y eso lo saca del “discurso” literario, de “obra abstracta” y lo precisa como una ciencia unitaria social, considerada no como un saber compartimentado, fragmentado, sino como ciencia unitaria, porque en ella están comprendidos los aspectos económicos, sociológicos, antropológicos, revolucionarios, políticos y libertarios, no solo de una nación, sino de la construcción unificada de varias naciones para la construcción de un estado fortalecido, potente, industrializado y productor. El Bolivarianismo se expresa concretamente contra la situación dominante, se hace instrumento de lucha contra la ya sostenida opresión y dominación imperial española. Fue la época en que surge una lucha civilizada contra un “monstruo”, un “bárbaro”, Bolívar compuso en la cultura latinoamericana un método moderno para conquistar la libertad.
Etiquetas:
29 agosto, 2010

Cuando las mujeres cambiaron

Dixie Edith

HACE 50 AÑOS LAS MUJERES DE CUBA SE UNIERON PARA CONQUISTAR ESPACIOS HASTA ENTONCES VEDADOS Y DEFENDER UN PROYECTO SOCIAL INÉDITO EN EL CONTINENTE

Inocencia Cardet Olivares tenía apenas 18 años en la Navidad de 1958, cuando su vida cambió radicalmente en apenas unos días. Santiaguera de cuna y vecina de la populosa calle San Francisco, bordaba su ajuar de novia humilde mientras la ciudad hervía con la noticia, divulgada cual secreto a voces, de que los rebeldes de Fidel Castro estaban prácticamente a sus puertas. La tiranía batistiana daba sus últimos estertores y Santiago lo sabía. La ciudad irredenta había sufrido la saña; ahora esperaba con alegría mal contenida el triunfo.

La muchacha, en tanto, se debatía en un mar de contradicciones. Loca por salir a la calle en busca de acción y novedades, no veía la forma de escaparse del padre… y del novio. La disciplina de “niña de su casa”, bien aprendida desde tiempos inmemoriales, le impedía provocar enfrentamientos con sus mayores. Pero años atrás, cuando apenas era una chiquilla, se había apasionado con una rara leyenda que circulaba por el barrio y no podía desprenderse de sus efectos.

Decían que en medio de un combate callejero, de esos comunes en el Santiago de la segunda mitad de los cincuenta, un ángel, un hada, había volado en saya desde un tejado, haciendo compañía a los “revoltosos” de Frank País. A pesar de su temprana edad, Inocencia sabía que las hadas eran solo un cuento de camino y desde entonces se soñaba heroína como la mujer que, sospechaba, se escondía tras el mito. Ahora, a las puertas del que creía el acontecimiento más esperado de su vida, sentía una inquietud extraña que no la dejaba hacer sus labores en paz.
Etiquetas: