Son los amos

DESDE ESTA ORILLA DEL GUINIGUADA

Félix M. Arencibia

Amigos-as la “sieca”, como la llamaban nuestros abuelos, nos acompaña este invierno. No llueve y nos visita con frecuencia la calima que nos asfixia con la alergia. Mientras seguimos con la otra “sieca”, la que llaman crisis y que prefiero llamar “cruzada para acabar con el estado de respeto y los derechos del ser humano”, no digo bienestar, pues parece que a algunos les suena a lujo superfluo.

Anuncios
Etiquetas: