Good Bye Constitución!

Javier Parra
Director de La República


“La maté porque era mía”. Eso debieron pensar los diputados de PSOE y PP al sentenciar a muerte la Constitución de 1978 en uno de los capítulos más obscenos de la “democracia” española. Lo cierto es que ya hacía mucho tiempo que la Constitución no servía al pueblo español y que los artículos supuestamente más progresistas del texto no eran más que papel mojado, que eran violados una y otra vez por esos trileros de la política.

Anuncios
Etiquetas: