Un cocuyo y una cimitarra

Elsa Claro


Negar la crisis no impide que esta siga ahí, vivita y coleando.

Sobre todo porque esa caricatura de democracia sobre la cual lo mismo roban a sus pueblos que invaden países por razones “caritativas”, hasta la hojita de uvaha perdido.

Anuncios
Etiquetas: