Human rights? Libya? It’s the economy, stupid! (y III)

Francisco Javier González


OBJETIVO GADDAFI

El integrismo, de cualquier especie, necesita un malvado integral, un enemigo de tal naturaleza que pueda ser considerado responsable de toda la maldad y que, por lo mismo, se convierta en el objetivo a destruir. Los integrismos religiosos lo tienen fácil. Toda religión que se precie tiene, frente a su Dios, a su demonio, su diablo, casi todos con cuernos, rabo y olor a azufre.

Anuncios
Etiquetas: