Barbarie disfrazada de talento

Randy Alonso Falcón


Inteligentes les nombran sus fabricantes. Los aviones sin piloto son las estrellas de las nuevas guerras del Pentágono. Sobrevuelan Afganistán, Irak, Pakistán, Libia y hasta la frontera mexicana. Son símbolos de tecnología y poder para el imperio.

Pero los cerebros de quienes los controlan están faltos de sapiencia o colmados de maldad. Un estimado de 2283 personas han sido asesinadas por los “drones” norteamericanos en Pakistán desde el año 2004. Casi una muerte por día en estos más de 6 años, como víctimas de la llamada “guerra contra el terrorismo”. Sólo 33 de los muertos han sido identificados como supuestos “objetivos de alto valor”.

Anuncios
Etiquetas: