El régimen marroquí apalea a los parados

Según nos informan nuestros camaradas de Vía Democrática, el pasado 31 de marzo las fuerzas de represión de la monarquía marroquí cargaron, una vez más, de manera salvaje, vil y cobarde contra los Diplomados en Paro que se manifestaron pacíficamente por el centro de Nador, en el noroeste de Marruecos (El Rif), para exigir su legítimo derecho al trabajo y a la vida digna.

No es la primera vez que este vil y cobarde régimen carga contra los militantes de esta combativa asociación y, mucho nos tememos, tampoco será la última, porque el odio al pueblo corre por sus venas y no habrá alternativa sin respuesta global que arranque desde su raíz a este régimen antipopular impuesto y sostenido por las potencias imperialistas de la región.

No es casual ver en las calles de Marruecos apalear y golpear a los manifestantes. En Rabat, frente al “Parlamento” pasa todos los días de lunes a jueves. Sin embargo nadie se atreve a gritarles porque el retrato del monarca está siempre omnipresente con su cínica sonrisa sanguinaria y sus fuerzas represivas listas para atacar.

Otro día triste para la libertad y la emancipación, un balance duro y pesado que ha dejado tristeza y llanto en más de un hogar: 17 hospitalizados, 4 de ellos en situación crítica. El delito: ¡pedir trabajo!

Otro día glorioso para los que creen en su justa lucha. Nos informan que ellos no se rinden, que los cobardes pagarán, que ellos seguirán con sus movilizaciones, con sus reivindicaciones, con su día a día, con su pan y agua avanzando con pasos firmes como lo han ido haciendo desde hace más de una década.

Galería de fotos de la represión

Anuncios
Etiquetas: